Coaa
 
Zona Privada
Acceso al área privada de la web
 
 
buscar
Búsqueda en los contenidos de la web
Está viendo:
Actualidad

Carta del decano

Carta del decano

Estimados compañeros/as.

Acabamos de consumir la mitad de nuestro mandato. De traspasar la línea que divide el tiempo en el que planteamos los proyectos y el tiempo en que debemos ponerlos en marcha, hacerlos realidad e intentar consolidarlos. Han sido meses de intenso trabajo, afrontado con ilusión y responsabilidad, pero trufado, como corresponde a la imperfecta naturaleza de los humanos, de aciertos y errores. De los aciertos, nos beneficiamos todos y eso nos da mucha satisfacción. De los errores, intentamos aprender para no repetirlos.

Con todo, confieso que lo más duro para mí, como decano, es recibir la noticia del fallecimiento de alguno de nuestros compañeros o sus familiares. Y eso ha sucedido ya en algunas ocasiones desde que accedí al cargo en junio de 2019. Para todos ellos mi recuerdo y para sus familiares y allegados mi afecto.

También ha sido difícil la decisión de prescindir de algunos trabajadores, obligados por la imperiosa reducción de gasto a la que nos aboca la más que probable reducción de ingresos que sufriremos los colegios de arquitectos el año que viene. En un ejercicio de responsabilidad, hemos tomado esta y otras decisiones pensando en el interés del colegio y de los colegiados.

Aún así, quiero que sepáis que el esfuerzo económico que hace el COAA en gasto de personal es superior a la media de los colegios de arquitectos españoles. Sirva como ejemplo el Colegio de Galicia, que tiene 21 trabajadores en plantilla (para dar servicio a 2.800 colegiados), frente a los 17 que tiene el COAA para dar servicio a 950 colegiados.

Y de cara al año que viene, propondremos a la asamblea un presupuesto de reducción de gastos, en línea con la más que probable reducción de ingresos. Según los datos que nos facilita el CSCAE, la superficie visada en proyectos de ejecución de obra nueva acumula una caída del 21% entre enero y septiembre de este año; y no se prevé que el año que viene sea mejor. Algo similar sucede en la rehabilitación que, a diferencia de la obra nueva, podrá mejorar sus cifras si llegan las prometidas ayudas europeas. En este campo los arquitectos debemos posicionarnos para liderar estos proyectos. En este sentido, confío en que cuajen los proyectos del libro del edificio existente y de creación de oficinas de rehabilitación en los COA´s, impulsados por el CSCAE.

Sin embargo, y a pesar de todo, en el presupuesto de 2021 no renunciamos a la búsqueda del equilibrio de nuestras cuentas. Nos gustaría, incluso, poder reducir la deuda, pero en este momento parece difícil alcanzar ese objetivo, que era uno de nuestros compromisos. En la sesión participativa telemática que celebraremos dentro de unos días, podréis conocer un anticipo de nuestra propuesta y hacer las sugerencias o enmiendas que consideréis oportunas. Queremos que el presupuesto se apruebe con el mayor y mejor consenso posible.

Pero en este tiempo no todo han sido malas noticias. La pandemia nos ha permitido comprobar que el colegio funciona razonablemente bien en “modo digital”, y hemos sido capaces de prestar los servicios habituales, avanzando en la digitalización de muchos procedimientos.

También hemos modificado los protocolos de visado, de tal forma que ya sólo la incompleción formal del proyecto impide su visado. Los errores de fondo que detecten los visadores serán informados como observaciones, que el arquitecto podrá o no corregir, según crea conveniente, pero que no impedirán el visado del proyecto.

Seguimos trabajando con los principales ayuntamientos para conveniar con ellos el visado de calidad, que permitirá depurar el contenido de nuestros proyectos y agilizar el trámite de concesión de licencia.

Aprovecho para agradecer a los grupos de trabajo su implicación en el COAA, generando debate y llegando a conclusiones que ayudan a la Junta de Gobierno en su toma de posición y en el desarrollo de sus funciones de representación del colectivo ante otras instituciones, con las que mantenemos una relación, en general, fluida, de lealtad y colaboración.

Ojalá esta pandemia pase pronto y nuestras vidas recuperen la verdadera normalidad. Y ojalá mejore la situación económica y todos los arquitectos nos veamos beneficiados. En todo lo que podamos, trabajaremos para que así sea.

Un saludo cordial.

Alfonso Torre Solomando, decano del COAA

Volver